Lo mejor en la vida es saber llegar a acuerdos y sobre todo, justificar por qué defendemos nuestras respuestas. Por eso hoy hemos trabajado el “Placemat Consensus” en clase de mates, porque saber realizar operaciones no siempre es fácil, pero con la ayuda de mis compañeros todo mejora.
La actividad consiste en desarrollar de forma individual durante un periodo de tiempo un cálculo propuesto. Tras ese tiempo, hay que poner en común las respuestas, explicar por qué cada alumno tiene la respuesta que tiene y decidir entre todos cuál es la correcta, asegurándose de que todos comprenden y comparten la solución.